Debido al desgaste, la suciedad u otros factores, sus equipos rotativos pueden estar produciendo una vibración excesiva, poniendo en riesgo la durabilidad del resto de componentes o en el peor de los casos, de su producción.

Está es una anomalía que se pueda dar en cualquier equipo, pero se encuentra frecuentemente en ventiladores, que debido a su configuración, tienden a tener este modo de falla, para lo cual se tienen dos alternativas de solución: cambiar el equipo o balancear in-situ.

Es obvio que la segunda es la mejor opción, ya que dejará a su equipo en niveles de vibración normales en el menor tiempo posible, es por ello que en SEDISA brindamos el servicio de balanceo in-situ.